¿No a las vacunas?

Hace unos meses hubo un debate muy interesante en Periodismo Alternativo sobre la conveniencia o no de las vacunas. Aquí el artículo original. 

Este artículo parte de un vídeo antivacunación en el que un señor, grabando vídeo con su móvil, se limita a apuntar a un cartel en un centro de salud de algún tipo y a mandar mensajes propagandísticos de tipo “¡Despierta!”.

¿Todas las vacunas son malas? Parece ser que hay al menos dos excepciones

¿Este caballero del video sabe lo que es el tétanos?¿tiene idea de lo que la vacuna antitetánica ha supuesto?¿Ha visto a alguna persona cuyos huesos se van fracturando por los espasmos musculares que provoca?

“Rictus Sardonicus” propio del tétanos

¿Sabe lo que es la rabia, letal al 100% tal y como está documentado desde los libros de medicina más antiguos? Casi me da vergüenza que este caballero provenga de latinoamérica que junto con África son los dos lugares que más muertes sufren por rabia al cabo del año.

Enfermo de rabia

Dígame un sólo tratamiento para cualquiera de estas dos enfermedades que sea eficaz. No lo hay. El descenso en la mortalidad del tétanos y rabia se debe exclusivamente a estas vacunas. ¿Alguien se atreve a rebatir de qué forma las vacunas contra la rabia y el tétanos han supuesto un problema para la humanidad?

Nos están enseñando a no pensar. El primer vídeo no usa más que la técnica de la repetición para meterte en la cabeza la idea de que VACUNAS = MALDAD. No hay explicación de por qué, no hay motivos, sólo una voz repitiendo una y otra vez una frase. Eso tiene un nombre y es manipulación. Bastante más de la que hace el cartel que señala.

 

Caso práctico: evolución de los focos de rabia en el D.F. (México) tras la campaña de los años 90.

Evolución de los focos de rabia en el Distrito Federal de México tras la campaña antirrábica que comenzó en los años 90

Sigan la línea azul. Creo que poco más hay que comentar. En 8 años de realizar la campaña de vacunación, los casos de rabia son prácticamente 0. ¿Cuántos hubieran sido si no se aplican medidas?¿Se puede decir que la vacuna de la rabia funcionó en este caso?

Conclusión

Hay vacunas útiles e inútiles. Para mí la de la gripe es una vacuna que no sirve para absolutamente nada, y coincido con la Dra. Catalá en que la del VPH hay que ponerla entre algodones antes de seguir con la campaña vistos sus efectos secundarios.

Pero no estoy en condiciones de decir que TODAS las vacunas son inútiles porque la estadística me dice que no lo son. Porque cuando veo un video de un señor que no sabe ni lo que dice y que se limita a repetir “despierta, despierta, despierta,…” me doy cuenta de que no tiene ni idea, que toca de oído y me vienen a la cabeza excepciones como la rabia o el tétanos. Y no le veo sentido alguno a pensar que TODAS las vacunas son malas.

Anuncios

8 comentarios en “¿No a las vacunas?

  1. A ver si no distorsionamos la verdad. ¿De dónde saca usted, “Busca” (un nick muy apropio, por cierto) que yo le haya ACUSADO de nada. Usted es un intoxicados más, con una soberbia supina. No aporta nada. ¿Sus comentarios son vocacionales o por encargo? Por otra parte, es usted un MENTIROSO (y esto no son insultos ni descalificaciones, pues consulte el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, son “calificativos”). ¿Dónde le he insultado y descalificado a usted? Sospecho que detrás de ese “curioso nick” puede haber algo más. Eso es lo que cualquier persona medianamente inteligente, que lea todo cuanto usted ha escrito puede sacar en consecuencia. Siga, siga “buscando” (no sé el qué o a quién), que quien busca, encuentra. Un saludo.

  2. Hoy he escrito los siguientes versos de Machado a otro usuario en el post de Periodismo Alternativo. Espero que le invite a reflexionar. A veces la poesía lo hace.

    “¿Tu verdad? No, la Verdad,
    y ven conmigo a buscarla.
    La tuya, guárdatela. “

    Espero que disfrute de SU verdad, pero por favor no la comparta conmigo ni mucho menos me la imponga. Eso sí, cuando quiera que busquemos LA VERDAD, sea cual sea, aunque no nos vaya a gustar a ninguno de los dos, será un placer investigar juntos.
    Hasta entonces adiós.

  3. Estimad@ desconocid@. En primer lugar, nunca intente imponer nada a nadie. Me he limitado a opinar, como usted. Estaré equivocado, pero, sobre lo comentado lo conozco porque lo viví. Cierto. Es mi “verdad”, mi experiencia. Y de eso se trata. De COMPARTIR. Personas como usted me son neutras, pero no lo tomo como algo personal. De hecho le he calificado positivamente varios comentarios suyos. Otros, por supuesto, no los comporto, aunque los respeto. Pero que haga afirmaciones sobre que quien suscribe haya “discutido” con usted o o le haya descalificado, expresándolo de forma de vanidosa autosuficiencia no me parece digno de alguien que dice “buscar” la VERDAD. Me despido de usted, y estoy de acuerdo con usted. Cada uno por su camino. De corazón le envío un fraternal saludo. Y, hasta siempre.

  4. Ya en frío, creo honestamente que no vale la pena discutir por una frase que ocupa una línea y media en todo el texto. Con su permiso la elimino.

    Me he permitido incluir la estadística de la campaña de vacunación antirrábica del DF (México) para que pueda comprobar la directa relación entre esta vacuna y la disminución de casos. Sigo pensando que no es correcto decir que TODAS las vacunas son malas.

  5. Cuando escribí el primer comentario, hice referencia la la Dra. Lua Catalá casi “por casualidad”, pues dice la verdad sobre las vacunas, en general. Se puede releer y ver que yo no he dicho “todas las vacunas”. La cuestión es que, éstas, se implementan en niño/as que aún no tienen desarrollado su sistema inmunológico (se estima que esto ocurre, corríjame si me equivoco, entre los 4-5 años de media), y la tasa de morbilidad y mortalidad que han supuesto no se ha dicho. Por supuesto que no voy a negar que han salvado mucha vidas, pero no es menos cierto que, en la actualidad, al igual que los tóxicos en el agua potable, el aire que respiramos, los alimentos y los medicamentos es un echo incuestionable. Los excipientes de muchas vacunas, como dabe, llevan mercurio, aspartamo y otros “ingredientes” nocivos. Pero mi comentario, además de todo ello, si inicia porque, cuando se le inocula a un niño (el vídeo mostraba a un niño) un virus “supuestamente debilitado” sin conocer su estado autoinmune, lo más probable es que se le provoque, paradójicamente, la enfermedad que se le pretende prevenir. Hasta aquí el tema de las vacunas. Lo expuesto después, es una realidad que yo he conocido, desgraciadamente. Existe un porcentaje de médicos que literalmente se venden, en el sentido literal de la expresión. He trabajado muy próximo a la Sanidad Militar, como psicólogo clínico, aunque esta no era mi principal profesión, y puedo asegurarle que a excepción de un médico de los que he conocido, los demás prescribían (y aún me consta de que lo siguen haciendo), fármacos NO CURATIVOS, y mucho menos preventivos, cuya eficacia y seguridad para los pacientes no había sido totalmente demostrada por los laboratorios, cuyos visitadores médicos, bajo regalos de diversa índole, ofrecían a cambio de que se prescribiesen sus “productos” en detrimentos de los que mejor le irían al paciente siendo de la competencia. En cuanto a las vacunas, sigo diciendo lo mismo. Esta médico, como el 99%, siguió la ortodoxia y luego rectificó. Personalmente, creo que esto honra a quien lo hace. Rectificar es de sabios y tal actitud, a mi modesto juicio, le honra. Yo no soy investigador médico ni me las voy a dar de que conozco lo que no sé. Lo que tengo cristalino es que la información que se publica, especialmente las estadísticas, hay que cogerlas con pinzas. Y se lo digo con conocimiento de causa, pues he manejado estadísticas sobre “prevención” de suicidios en las Fuerzas Armadas y que quiere que le diga. Se sesgan a voluntad. Y hablamos de vidas humanas. Desgraciadamente, la Medicina ha evolucionado tecnológicamente pero, a nivel humanístico deja mucho que desear, en general. Hablo en términos genéricos. Puesto que un servidor ha pertenecido a un colectivo del Ministerio de Interior-Defensa español conoce algunas cosas que, la verdad, huelen bastante mal. Y a eso me refería con la “corrupción”, que dado que vivimos en una sociedad globalizada, es generalizada, por desgracia. Sea usted o no facultativo muéstrese muy, pero que muy crítico con los datos y las “fuentes”. Como alguien dijo en una ocasión, “lo único cierto que leerás en un periódico es el precio”. Incluso con las imágenes se puede manipular los sentimientos de las personas y, por tanto, inducirles estados emocionales y consiguientes respuestas manipuladas a voluntad. Y estoy convencido que huelga que lo mencione, pues ya lo sabrá. Y recuerde lo que pasa a los funcionarios y personas que desvelan “verdades” que no deben ser conocidas por la masa de ciudadanos. Un saludo.

  6. Resulta harto sospechoso que, la ingente cantidad de información que se enseña en las facultades de medicina a los futuros médicos, así como la que se da a conocer en los medios de comunicación de masas está CONTROLADA y SUPERVISADA por la MAFIA MÉDICO-FARMACÉUTICA. No hay más que usar el buscador de internet para darse cuenta de ello. En cuanto a los libros “técnicos”, están escritos por los mismos, y editados por su red de editoriales. De qué me sirve ponerme una vacuna para, presuntamente, “prevenir” una “posible” enfermedad “X”, si luego resulta que los efectos a largo plazo NI SE CONOCEN, NI SE ESTUDIAN. Cuando se contrae una enfermedad, la que sea, siempre hay que PERSONALIZAR EL TRATAMIENTO, pues cada cual responde de manera diferente a los virus y las bacterias, en función su su sistema autoinmune, y otros diversos factores, como pueden ser la dotación genética, la personalidad, las emociones, etc. En metodología de la ciencia no se sostiene una relación lineal causa-efecto, con una explicación simplista y reduccionista. Existen “variables extrañas” (o desconocidas) que, por serlo, no se tienen en cuenta, y si se detectan, se rechazan y asunto zanjado. ¿No molestan! Los seres vivos en general, y los humanos en particular somos sumamente complejos como para poder “describir”, “explicar” y, en última instancia, “predecir” (esto sería el no va más). Afortunadamente, si DESPERTAMOS y no nos dejamos manipular, NUNCA podrán PREDECIR nuestros comportamientos (el sueño de cualquier tirano), si nos comportamos con “autenticidad”. Siendo nosotros mismos. Aunque sí podrán efectuarse “estimaciones” sobre nuestras conductas, basándose en la OBSERVACIÓN (léase, VIGILANCIA) a la que nos tienen sometidos las 24 horas del día, los 7 días a las semana, de todas las semanas del mes, y de todos los meses del año. “BUSCAD ( “investigad, añado yo) Y ENCONTRARÉIS; Y CUANDO ENCONTRÉIS OS MARAVILLARÉIS. MAS, SEGUIS BUSCANDO (“Investigando”).- Jesús de Nazaret.

  7. @Juan Martínez
    Bla bla bla CONTROLADA bla bla bla SUPERVISADA bla bla bla MAFIA MÉDICO-FARMACÉUTICA bla bla bla DESPERTAMOS bla bla bla pues cada cual responde de manera diferente a los virus y las bacterias, en función su su sistema autoinmune, bla bla bla… ¡espera! ¿he leído bien? ¿sistema autoinmune?
    😀 😀 😀 😀 😀
    ¡Jua, jua juaaay!
    ¡@Busca, deja de buscar! ¡Ya apareció el hiluminao!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s